Derecho sancionador tributario

dsc_5287Las sanciones tributarias no forman parte del concepto de deuda tributaria de la Ley General Tributaria. A pesar de ello, en muchas ocasiones la Agencia Tributaria o la Hacienda autonómica o local confunden deuda y sanción, y liquida sanciones como si fuesen un componente más de la deuda tributaria.

El impuesto y la multa son institutos jurídicos muy diferentes, que responden a dos finalidades completamente distintas, pues mientras que el tributo tiene una finalidad primordialmente recaudatoria, la sanción se impone para castigar una conducta antijurídica, contraria a Derecho. Como dice gráficamente el Tribunal Supremo, en Sentencia de 2 marzo 2015, Rec. 645/2013:

“El problema radica en que como decíamos al principio “sancionar” no es “liquidar”, y por muy objetivas que sean las infracciones apreciadas, que lo son, es preciso anudarlas al elemento de la culpabilidad que es tan elemental como necesario. Su ausencia determina que la sanción no sea ajustada a derecho, pues pesa sobre la Administración la carga de valorar la conducta a efectos de decidir la concurrencia de la culpabilidad. Entender las cosas de otra manera supondría aceptar que la mera transgresión, de cuya realidad en este caso no dudamos, comporta automáticamente la sanción, pues el acuerdo sancionador se limita a describir las transgresiones pero omite toda valoración culpabilística del infractor, lo que significa, que el acuerdo sancionador no puede ser confirmado”.

Para poder exigir una multa o sanción a un obligado tributario, es necesario que concurran el elemento objetivo y el subjetivo del tipo de la infracción, es imprescindible que se acredite por parte de la Administración que concurre dolo, culpa o al menos negligencia, y ha de tenerse en consideración si concurre alguna causa de exoneración de la responsabilidad. De lo contrario, la sanción es nula.

También es imprescindible que se siga un procedimiento sancionador con todas las garantías, para preservar derechos fundamentales como la presunción de inocencia y otros principios procedentes del derecho penal que se aplican, con ciertos matices, en derecho sancionador.

El Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo tienen una amplia y consolidada jurisprudencia sobre la necesidad de preservar la presunción de inocencia de los contribuyentes, y sobre la exigencia de que se motive y pruebe la culpa en la imposición de sanciones.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, conviene analizar con detenimiento y en profundidad, todo acto de imposición de sanción, así como su adecuación a la Ley y a la jurisprudencia, ya que en muchas ocasiones Hacienda motiva mal las sanciones y si planteamos un recurso o reclamación hay posibilidades de éxito.

Gozo de amplia experiencia como abogada en la defensa de obligados tributarios que son objeto de procedimientos tributarios de imposición de sanciones tributarias, por lo que no dudes en contactar conmigo si necesitas asesoramiento.

Mi Estudio jurídico surge del convencimiento de que, con mis años de experiencia, enteramente dedicados a los procedimientos tributarios en distintas instituciones, universidades, empresas, bufetes y despachos de abogados y asesorías fiscales, garantizo, como abogada, un servicio profesional sin intermediarios, consagrando todo mi esfuerzo, con una dedicación plena, a garantizar un trabajo que sea honesto, profundo y adecuado a la necesidad que cada persona precisa y cada asunto exige.

abogado | abogada majadahonda | abogada | plusvalía municipal | impuesto | hacienda | inconstitucional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *